Blog
Conózca nuestro blog

Frenillos

Frenillos

Ahora que estamos en el mes de los padres, nunca es tarde de seguir pensando en bienestar y salud dental.

Anteriormente teníamos la idea que la ortodoncia en adultos era imposible, tanto por la parte estética decíamos: “Que feo puedo lucir con frenillos a estas edades, ya para que!” o de pronto desde un punto de vista funcional: “Eso solo es para chicos ya no creo que sirva en mi con todos los problemas que tengo en la boca”.

Lo cierto es que si hay oportunidad y no es tarde de lucir una hermosa sonrisa a cualquier edad. Por otra parte, la mayoría de padres están en una etapa productiva importante, son personas ocupadas y requieren soluciones rápidas, de poca incomodidad y de mínimo mantenimiento.

Crecimiento Exponencial

Para los ortodoncistas la consulta de frenillos en adultos ha aumentado exponencialmente para llegar a ser en promedio de un 35% de todos sus pacientes. Como todo en salud, la ciencia ha avanzado y las nuevas tecnologías permiten que los adultos puedan acceder a los frenillos; los requisitos en adultos son más sencillos de lograr, especialmente con lo que tiene que ver con la salud general de la persona (Enfermedades crónicas controladas como diabetes e hipertensión) o los problemas específicos en boca (problemas en encías, hueso, raíces o piezas dentales dañadas, reconstruidas o ausentes).

Todo esto se puede controlar y solucionar antes de colocar los aparatos, las diferentes especialidades médicas y dentales siempre dan opciones. La ortodoncia como especialidad ha desarrollado para esta población varios productos que hacen más sencillo su uso, estamos hablando de tecnologías de autoligado las cuales ya llevan más de 20 años en el mercado, pero su masificación y uso frecuente se da hasta ahora.

¿Cual opción?

Existen muchas marcas ya consolidadas y siguen saliendo año a año nuevas opciones. Básicamente es un bracket con su propia “tapa” y no necesita ligado individual, esto genera ventajas como el de dejar más libre el alambre sin el “freno” que le produce la liga y así el movimiento es más rápido y con menos dolor o molestias para el paciente en las primeras etapas. Su mantenimiento es también más sencillo ya que la liga por si sola es acumuladora de restos de comida y hace más propenso al diente con bracket de manchas o caries.

Existen sistemas de autoligado por delante de los dientes (vestibular) o por detrás (lingual), metálicos o cerámicos (mas estéticos). Los alambres y los sistemas de adhesión también han evolucionado además de los aditamentos como los mini-implantes temporales como ayuda en volver el tratamiento más eficiente.

Entonces, ¿Que esperas para darte la oportunidad de darle la calidad de vida a tus dientes y a ti?

Consulta en tu clínica Optima los diferentes productos y planes especiales para ti en el mes de los padres.

Dr Fernando Murcia

Especialista en Ortodoncia